plantas autoflorecientes

5 Motivos por los que Deberías Cultivar Autoflorecientes

Las autoflorecientes son algunas de las plantas más subestimadas del mundo. Cuando se lanzaron por primera vez al mercado, los productores no se interesaron mucho en estas plantas subdesarrolladas. Pero ahora, se ha avanzado en el desarrollo de las autoflorecientes de alto rendimiento y buen sabor, y estas son las principales ventajas del cultivo de semillas autoflorecientes:

Las variedades autoflorecientes de cannabis son variedades índicas, sativas o híbridas cuidadosamente cruzadas con una variedad ruderalis; procedentes de los climas fríos del norte de Rusia y China. Aparte de las plantas de cannabis índica o sativa, esta “raza” en particular, por llamarla de alguna manera, NO depende de las horas de luz y oscuridad para comenzar a florecer. Pero ese no es el único beneficio del cultivo de semillas de cannabis autoflorecientes:

1. Luz

La primera y principal ventaja de las plantas de cannabis autoflorecientes, o autos, es el hecho de que no dependen de las horas de oscuridad para comenzar la floración. En comparación con las plantas de fotoperiodo, que necesitan al menos 14 horas de oscuridad en la noche para iniciar la fase de floración, las hierbas autoflorecientes comienzan a florecer automáticamente después de alrededor de tres semanas de crecimiento. Independientemente de la cantidad de luz u oscuridad que reciban al día.

No hay ciclos de luz complejos con las variedades autoflorecientes de cannabis.

Esto ofrece una gran ventaja a los cultivadores (primerizos), que no tienen que preocuparse por el estrés causado por las fugas de luz o los cambiantes ciclos de luz durante su crecimiento. En teoría, podrías dejar que tus plantas autoflorecientes recibieran entre18 y 24 horas de luz al día y seguirían floreciendo. De hecho, mantener las hierbas autoflorecientes a un poco menos de 18 a 24 horas de luz al día podría incluso aumentar su rendimiento. Al fin y al cabo, la luz es igual al peso.

Sin embargo, ten en cuenta que esto consume más electricidad y eventualmente hará que tus gastos aumenten un poco. Pero, de nuevo, también producirá más, por lo que todo está compensado.

2. Más Cosechas

El rasgo autofloreciente que tienen estos cruces, hace posible que los cultivadores al aire libre tengan dos cosechas en verano. Piénsalo: si las plantas no dependen de las horas de luz y oscuridad, pueden crecer y florecer en cualquier momento del año. ¡Mientras no esté nevando o haga demasiado frío, incluso podría cultivar flores autoflorecientes al aire libre en invierno!

Los autoflorecientes son extremadamente resistentes al clima frío y húmedo.

Por supuesto, tus plantas no producirán lo mismo en invierno como lo harían en verano. Como dijimos anteriormente, la luz es igual al peso. Así que cuanta más luz (del sol), mejor se formarán las plantas. Aunque también molaría cultivar algo en invierno, ¿no?

3. Resistentes al Agua

No estamos diciendo que los autoflorecientes siempre tendrán un buen comportamiento en climas adversos, pero los autos sí son más resistentes al clima del norte de Europa que las hierbas  fotoperiódicas. Esto se debe a la genética de la ruderalis con la que se cruza el autofloreciente.

Gracias a la genética de la ruderalis, los autoflorecientes tienen una mejor resistencia contra los mohos y las infecciones.

Ruderalis es una familia de plantas de cannabis pequeñas, y casi sin flores, que se originan en el duro clima de la zona hoy en día conocida como el norte de Rusia y China. Debido a estos orígenes, la ruderalis se adaptó al clima frío y húmedo de allí, haciéndola más resistente al moho, infecciones, insectos y otras amenazas.

Al cruzar variedades de hierbas de climas tropicales más vulnerables y exóticas con esta variedad robusta; los cultivares de mejor sabor finalmente se vuelven más adecuados para el cultivo al aire libre en áreas como el norte de Europa, por ejemplo.

4. Plantas más Pequeñas

Las autoflorecientes son relativamente pequeñas en comparación con las cepas de fotoperíodo.

Gracias a la genética ruderalis con la que se cruzan, las plantas autoflorecientes solo crecen hasta 1-1,2m de altura. Obviamente, esto hace que nuestras pequeñas pero potentes plantas sean súper fáciles de ocultar, si eso es lo que estás buscando.

Por lo tanto, las autoflorecientes son ideales para el llamado “cultivo de guerrilleros” y son perfectas para crecer en una pequeña tienda de interior o armario de cultivo. Incluso las cepas autoflorecientes sativas dominantes se mantienen relativamente pequeñas en comparación con sus homólogos de fotoperíodo.

Entonces, si deseas cultivar una sativa, pero tienes miedo de que crezca demasiado para tu propósito, ya sea en interiores o exteriores, una autofloreciente es el camino a seguir.

5. Fácil de Cultivar en el Interior y en el Exterior

Considerando todo lo anterior, creemos que es seguro concluir que las variedades de cannabis autoflorecientes son fáciles de cultivar. Porque seamos sinceros, ¡incluso podrías cultivar una autofloreciente en un alféizar! Tanto en el interior como en el exterior, estas pequeñas plantas ofrecen grandes beneficios tanto a los principiantes como a los cultivadores experimentados. Así que deja de dudar y descúbrelo por ti mismo:

VER MÁS