6 Pasos Para Controlar Tu Tolerancia Al THC

La tolerancia al THC varía entre los usuarios, dependiendo de una variedad de factores, incluida la frecuencia de uso y la dosis. Muchas razones pueden justificar la necesidad de controlar tu tolerancia al THC. Ya sea para ahorrar dinero o disminuir el riesgo de futuras implicaciones para la salud, es muy importante aprender a controlar el uso. Si estás buscando reducir el consumo de cannabis o controlar tu tolerancia al THC, aquí hay seis pasos para ayudarte:

Tolerancia Al THC

El THC (tetrahidrocannabinol) es un compuesto controvertido que aparece naturalmente en la planta de cannabis. Los médicos atribuyen a este cannabinoide las propiedades eufóricas y psicoactivas de la planta. A medida que continúas fumando hierba y usas otros productos de cannabis, tu cuerpo y sus receptores se acostumbran al compuesto y aumentan la tolerancia al THC. Según los estudios, esto puede llevar a consumir más THC para recibir los mismos efectos.

Obviamente, esto puede ser innecesariamente costoso. Además, el consumo regular de productos que contienen altos niveles de THC, sin CBD, podría tener un impacto negativo en ciertos aspectos de la salud.

1. Sé Consciente En Su Uso

La forma más efectiva de controlar cualquier sustancia que uses involucra prácticas de autogestión. Si no te has vuelto dependiente del THC, puedes controlar tu tolerancia considerando sus principales beneficios y relevancia en tu estilo de vida. Pregúntate a ti mismo lo siguiente:

  • ¿Por qué uso THC o cannabis? ¿Es con fines médicos o recreativos?
  • ¿Qué cantidad consumo?
  • ¿Con qué frecuencia lo uso?
  • ¿Mejora o compromete mi salud?
  • ¿Merece la pena el dinero que me gasto en ello?

¿Cuándo y por qué usas cannabis? Ten en cuenta tu consumo para evitar cualquier uso innecesario. [Foto de Alessandro Zambon en Unsplash]Ser consciente puede ayudarte a evitar el uso innecesario y, a la larga, reducir tu tolerancia. También puedes practicar la autogestión, como dar una o dos caladas y después varios minutos de pausa. Terminarás consumiendo menos en tus ratos de fumar y reducirás tu tolerancia en el proceso.

2. Reducir la Cantidad/Frecuencia de Uso

La forma más fácil de reducir de manera inmediata tu uso de THC es tomándote un descanso. Si fumas un porro todas las mañanas, omite algunos colocones mañaneros. Esto permitirá que tus receptores de cannabis se recuperen y se vuelvan más sensibles al compuesto. También puedes tomarte un descanso para recuperar la tolerancia – deja de consumir THC por completo y vuelve a usarlo dentro de unos meses.

Considera no consumir el THC en algunos colocones mañaneros para aumentar tu tolerancia al mismo. [Foto de Grav en Unsplash]

De manera alternativa, puedes reducir gradualmente la cantidad de THC que usas o la frecuencia con la que lo usas. Cuanto más THC consumas, más tolerante serás. Sin embargo, usar una cantidad menor te proporcionará menos THC y reducirá tu tolerancia. Con el tiempo, tu tolerancia disminuirá, permitiéndote sentir los efectos con mayor facilidad. El primer paso debe ser saber cuánto estás consumiendo y después comenzar a reducir la cantidad.

3. Haz Ejercicio 

Según los estudios, el ejercicio físico es crucial en la terapia del uso y abuso de sustancias. Al hacer ejercicio regularmente, tu cuerpo eliminará la mayor parte del THC. La actividad física también influye en la circulación sanguínea, las vías neurotransmisoras y el sistema endocannabinoide. Además, el ejercicio puede brindar algunos de los beneficios que buscas de los productos de cannabis ricos en THC, reduciendo así la necesidad.

work out cannabis
Hacer ejercicio regularmente podría ayudarte a disminuir tu tolerancia al THC. [Foto de Ev en Unsplash]

Por ejemplo, si estás consumiendo marihuana medicinal para aliviar la ansiedad y la depresión o para ayudarte a conciliar el sueño, el ejercicio también puede proporcionar estos beneficios. Por lo tanto, incorporar un entrenamiento a tu rutina puede ayudarte a reducir la cantidad de THC que necesitas, disminuyendo así tu tolerancia al cannabinoide. 

4. Cambia de Cepas y Variedades

Cambiar las variedades y los tipos de cannabis puede ayudarte a controlar tu tolerancia al THC. Las diferentes variedades tienen diferentes niveles de THC y perfiles de terpenos. Los terpenos son los compuestos aromáticos en la hierba que determinan el efecto de cada cepa, como puedes leer aquí. Entonces, generarás tolerancia en las cepas que más usas de forma natural. Cambiar a otra variedad de cannabis puede proporcionar nuevas experiencias y reducir la dosis habitual que necesitas para sentir los efectos.

man weighing cannabis buds on scale
Siempre elige cannabis de una fuente confiable o cultiva el tuyo propio, para así garantizar la calidad. [Foto de Get Budding en Unsplash]

Hay varias cepas disponibles cuando visitas cualquier dispensario o coffeeshop de buena reputación, por lo que puedes probar un par de opciones antes de volver a tu cepa habitual. Este método también te ayudará a distinguir las diferentes experiencias – como la diferencia entre las variedades dominantes sativas e índicas – y determinar qué variedades funcionan mejor para tus necesidades.

Como estás tratando de reducir tu tolerancia, es recomendable elegir cepas con concentraciones más bajas de THC cuando cambies. ¡Sin embargo, asegúrate de elegir productos de alta calidad de minoristas acreditados! O cultiva los tuyos, para así garantizar la mejor calidad para tu consumo propio.

5. Usa un Vaporizador

Los vaporizadores son dispositivos electrónicos elegantes que aportan comodidad y seguridad al uso tradicional de productos de fumar, tanto de tabaco como de cannabis. El vapeo elimina todo el humo y ofrece más control del calor. Puedes encontrar vaporizadores que funcionen con tus cepas de cannabis favoritas de manera muy fácil. Debido a su diseño, los vaporizadores te permiten usar menos cannabis.

vape pen thc
Los vaporizadores con THC líquido son difíciles de encontrar en los Países Bajos, pero están ganando terreno rápidamente.

En el mercado negro, también encontrarás líquidos de cannabis, ceras e isolates (concentrados) para vaporizadores con cantidades variables de THC. Estas opciones facilitan el seguimiento de tu uso y controlan la cantidad que necesitas. Si estás utilizando cartuchos precargados, asegúrate de leer la etiqueta y determinar cuánto THC hay en el producto. Después puedes comenzar a regular con opciones que proporcionan menos THC, pero que aún son suficientes para que sientas los efectos.

6. Decídete Por Cepas de Alta Potencia

The Conversation identifica el cannabis potente y de alta calidad como decisivo para proporcionar efectos sin preocupaciones. Las cepas de alta potencia son ideales si deseas un alivio rápido para tus afecciones médicas. Solo necesitas unas pocas caladas para sentir los efectos con potentes variedades de cannabis.

high potency cannabis strain
Las cepas de cannabis de alta potencia evitan la necesidad de tener que usar una alta dosis

Por otro lado, las alternativas de baja calidad requieren ratos de fumar más largos debido a su absorción lenta. Si deseas controlar tu tolerancia al THC, debes realizar un cambio a productos de THC de alta potencia. No obstante, ten en cuenta que algunos productos de alta potencia pueden ser así a costa de la duración. Esto significa que los resultados solo duran poco tiempo, por lo que terminas consumiendo cannabis con más frecuencia. Es crucial revisar la oferta que existe detenidamente y encontrar productos de cannabis de primera calidad para tu uso personal. Más importante aún, debes combinar las diferentes estrategias anteriores para asegurarte de que controlas tu tolerancia desde varias perspectivas.

Conclusión 

Hay varios ajustes menores que puedes hacer para garantizar que tu tolerancia al THC no se te vaya de las manos. Incluso puedes usar otras terapias para reducir la dependencia al cannabis. A veces, todo lo que necesitas es un breve descanso de tu rutina. Si te resulta abrumador controlar el uso y tolerancia, es aconsejable consultar a profesionales.

El abuso de tales compuestos que alteran la mente puede dar lugar a una infinidad de efectos adversos. Asegúrate siempre de elegir productos de alta calidad, para obtener mejores experiencias. También es crucial prestar mucha atención a las indicaciones en la etiqueta, las concentraciones de THC y la dosis para afecciones médicas específicas. Por último, pero no menos importante, asegúrate de equilibrar tu consumo de THC añadiendo CBD a tu rutina diaria. Tal y como se ha demostrado en investigaciones, el CBD puede ayudar a prevenir los efectos “negativos” del uso a largo plazo de productos con alto contenido de THC.

[Imagen de apertura de Wesley Gibbs en Unsplash]