male female hermaphrodite cannabis weed

Cómo Detectar: Plantas de Cannabis Masculinas, Femeninas y Hermafroditas

No tienes que ser un experto en plantas para encontrar en algún momento el término “feminizada” en relación con las semillas de cannabis. Como el término sugiere, esto significa que las plantas de cannabis pueden ser hembras o machos y en algunos casos tienen ambos sexos. Esto es lo que necesitas saber para ver plantas de cannabis masculinas, femeninas y hermafroditas en tu jardín:

Plantas de Cannabis Masculinas o Femeninas

Antes de sumergirnos en el tema más complicado cuando se trata de determinar el sexo de una planta de cannabis, comencemos con algunos conceptos básicos. Las plantas de cannabis son llamadas “plantas dioicas”. Esto significa que producen ambos órganos reproductores (masculinos y femeninos), conocidos como las flores. A diferencia de las “plantas monoicas”, que producen dos tipos diferentes de flores en la misma planta.

Las plantas de cannabis que la mayoría de los consumidores conocen y aman a menudo son hembras. Estas son las plantas que producen las flores que se pueden fumar – los cogollos secos que se venden en los mejores coffeeshops de Ámsterdam, pero que también se pueden cultivar en casa. Estas flores de hierbas están cubiertas de tricomas/resina que mantiene los componentes activos de las plantas, como los cannabinoides y los terpenos. Sin embargo, las plantas macho de cannabis son menos populares entre los consumidores, ya que su única tarea en la vida es liberar el polen en el aire.

Semillas de Cannabis Feminizadas

Cuando el polen de una planta de cannabis macho llega a una flor de cannabis hembra, la hembra comenzará a producir semillas con los rasgos de las dos plantas involucradas. Eso es genial para los cultivadores a los que les gustan las variedades cruzadas y desarrollan sus propias variedades de cannabis. Pero si estás cultivando para consumo personal, es posible que desees evitar la polinización. No solo las semillas le agregan un sabor fuerte al humo. Producirlas también requiere mucha energía de la planta. Energía costosa que más bien debería ponerse en el desarrollo de cannabinoides como el THC y el CBD.

Lo mejor que puedes hacer para garantizar que cultives plantas de cannabis hembras, es comprar semillas de cannabis feminizadas. En contraste con las semillas de cannabis normales, que cultivarán 50/50 machos y hembras, las semillas feminizadas garantizan que el 98% de las mismas serán hembras.

Entonces, incluso si utilizas semillas feminizadas, se recomienda vigilarlas de cerca y determinar el sexo de la planta tan pronto como sea posible. Como siempre, hay una pequeña posibilidad de encontrar una planta macho en tu jardín que pueda arruinar tu cosecha. O también existe la posibilidad de que la planta se convierta en hermafrodita y desarrolle ambos sexos en la planta; como explicaremos más adelante.

Plantas de Cannabis Hembra

El sexo de las plantas de cannabis se puede determinar buscando los primeros signos de floración en la planta. Estos son visibles de unos pocos días a una semana después de que cambie su luz a 12/12 y le dan a tu planta la señal para comenzar a florecer, o cuando la naturaleza misma encienda la fase de floración al hacer días de menos de 14 horas.

female cannabis plant feminized seeds
Las plantas de cannabis hembra son fáciles de detectar una vez que comienzan a mostrar los primeros signos de floración.

Las hierbas hembra se distinguen por el desarrollo de brácteas con pequeños filamentos blancos (estigmas) en sus nodos. Un nodo es la parte de la planta donde las ramas y las hojas emergen del tallo. Después de un tiempo, la planta comienza a expulsar más y más de estos filamentos hasta que se hinchan de abajo hacia arriba. Esto significa que la planta ahora está formando “cálices” que eventualmente se acumulan para convertirse en la flor como la conocemos.

Estos “cálices” permanecen vacíos mientras la planta no esté polinizada. Cuando se poliniza, estos cálices se llenan para contener y proteger a los bebés de la planta: las semillas. Incluso se piensa que la resina en las hierbas sirve solo para ese propósito en la naturaleza: Proteger a las semillas de la planta para que no se quemen con el sol.

Semillas de Cannabis Macho

Las plantas Masculinas de cannabis se reconocen por la formación de sacos polínicos en los nodos de la planta. Esto sucede aproximadamente al mismo tiempo que los órganos reproductivos femeninos deberían formarse. Aunque las plantas hembra tienden a desarrollar sus órganos reproductivos un poco más rápido. Por suerte, estos sacos polínicos masculinos se pueden distinguir con bastante facilidad. Esto es porque se ven como pequeñas bolas colgando del lado de la planta; en lugar de los filamentos apuntando hacia arriba de la planta femenina.

male cannabis plant balls
Las plantas masculinas de cannabis forman pequeños sacos de polen en forma de bola en sus nodos

Cuando se dejan crecer, estas bolas se abrirán como una flor y liberarán polen en el aire. Como hemos explicado, este polen solo es interesante cuando intentas crear tus propias cepas o semillas. Si no estás haciendo semillas, asegúrate de eliminar todas las plantas masculinas de tu jardín o lugar de cultivo antes de que esto suceda. Tienes que hacerlo con el máximo cuidado, ya que mover demasiado la planta podría forzarla a liberar el polen.

Plantas de Cannabis Hermafrodita

El primer párrafo de este artículo explica que las plantas de cannabis poseen solo un conjunto de órganos reproductivos. Aunque todavía hay un “pero” para esto porque siempre queda la posibilidad de que las plantas de cannabis hembras también formen órganos reproductores masculinos. Esto generalmente ocurre cuando las plantas experimentan estrés excesivo, intentando garantizar entonces la supervivencia de la especie.

hermaphrodite cannabis plant
Las plantas de cannabis Hermafroditas desarrollan órganos reproductores femeninos y masculinos.

Porque, cuando las plantas de cannabis se vuelven “hermafroditas”, es para que puedan polinizarse. Este es un riesgo que corres con las plantas en crecimiento que son sensibles al estrés y al desarrollo de rasgos hermafroditas, como la conocida Gorilla Glue original (Gorilla Glue # 4). Para evitar que las plantas de cannabis hermafroditas se polinicen a sí mismas, retira con cuidado los órganos reproductores masculinos que se forman en los nodos. Puedes hacerlo cogiendo suavemente un saco de polen entre dos dedos y girarlo/jalarlo. De esta manera puedes obtener una cosecha de cualquier hermafrodita sin tener que arrancar las semillas de tus cogollos.