Skip to main content

¿Qué documentar para un cultivo de cannabis aún más exitoso?

¡La clase está en sesión! Saquen sus lápices y papel y prepárense para aprender cómo documentar su cultivo de cannabis. Documentar un cultivo de cannabis te ayudará a mejorar tus técnicas de cultivo en el futuro.

Toma notas sobre tu planta desde la semilla hasta la cosecha. Revisar estas notas ayuda a revelar oportunidades de mejora, te hace consciente de las cosas que debes evitar y te ayuda a aprender cómo se comportan diferentes semillas de cannabis.

Si buscas formas de hacer que tu futuro cultivo de cannabis sea más exitoso, aquí tienes cómo comenzar.

 

¿Cómo documentar un cultivo de cannabis?

Tenemos varias herramientas a nuestra disposición para documentar un cultivo de cannabis. Elige lo que funcione mejor para ti y te ayude a mantenerte motivado para seguir tomando notas durante todo el cultivo. Tus notas son invaluables, así que usa una o más de estas técnicas para hacer un seguimiento de tu progreso:

  • Escribe en un diario
  • Toma notas en tu teléfono, tableta o computadora
  • Graba notas de audio
  • Toma fotos y videos

Mantén un archivo de notas sobre cada cultivo para consultarlo cuando sea necesario. Incluye fechas, tipo de cepa y otra información general.

 

7 Cosas para documentar en un cultivo de cannabis

Ahora que sabes cómo documentar, es hora de ver qué documentar. Aquí hay algunas cosas para empezar:

 

1. Uso de energía

Si no tienes cuidado, cultivar plantas de cannabis en casa puede costar más de lo que anticipaste. Las plantas son seres vivos y requieren mucha energía para mantenerse. Monitorea tus facturas de servicios públicos para iluminación y electricidad para asegurarte de que te mantienes dentro de tu presupuesto.

Cada etapa del cultivo de semillas de cannabis puede ser intensiva en energía. La fase vegetativa requiere más de 18 horas de iluminación para simular la luz solar natural. Las plantas tienen especial sed de agua constante durante la fase de floración. Y tendrás ventiladores girando continuamente en tu sala de cultivo para regular la temperatura y la circulación del aire.

Sigue cuánto gastas para alimentar tu operación y ajusta con iluminación eficiente en energía o métodos de riego mejorados.

 

2. Uso de recursos

Trata tu planta de cannabis como a tu hijo. Para madurar y producir abundantes cogollos, debes alimentarla, darle el ambiente adecuado y mantener regularmente el espacio de cultivo. Para los nuevos cultivadores, parece que siempre hay algo nuevo que comprar en cada etapa de su cultivo. Estos costos pueden acumularse rápidamente y superar tu presupuesto anticipado para el proyecto de cultivo.

Monitorea cuántos nutrientes estás dando a tu planta, cuánta tierra usas e incluso productos de limpieza especializados seguros para usar alrededor de tu planta. Una vez que sepas cuánto usas durante un cultivo, puedes comprar al por mayor para futuros cultivos y ahorrar dinero o ver dónde puedes reducir el desperdicio.

 

3. Ciclo de crecimiento

Las plantas de cannabis tienen cuatro etapas de crecimiento en su ciclo de vida:

  • Fase de germinación
  • Fase de plántula
  • Fase de crecimiento/vegetativa
  • Fase de floración/vegetativa

Documenta los detalles sobre tu planta a medida que avanza en el ciclo. Cada etapa puede ser ligeramente diferente dependiendo de la semilla de cannabis. Además, cada etapa requiere diferentes recursos para mantener tu planta saludable. Entender qué buscar en cada etapa te ayudará a darle lo que necesita y a reconocer cuándo tu planta está lista para pasar a la siguiente etapa.

 

4. Detalles sobre la planta

No importa cuántas plantas de cannabis hayas cultivado, la magia de pasar de semilla a planta madura nunca envejece. La satisfacción en el cultivo está en conocer tu planta en cada etapa y ayudarla en el camino. Pasarás mucho tiempo examinando minuciosamente tu planta durante el ciclo de cultivo, así que asegúrate de tomar notas sobre lo que ves.

¿Cuánto creció tu planta cada semana? ¿Qué tan frondosas son las hojas? ¿Cuándo comenzó a producir un aroma? ¿Qué tono de verde tienen las hojas? ¿Implementaste algún entrenamiento de training low stress? ¿Cómo reaccionó cuando cambiaste el tipo de alimento o agua?

Debes tener notas muy detalladas sobre todo lo que puedas de tu planta. Estas notas son útiles al cultivar las mismas semillas de cannabis. Además, son cosas para recordar en general al cultivar en interiores para mejorar en la próxima cosecha.

 

5. Peso de la cosecha

Antes de apresurarte a disfrutar de tu cosecha, tómate el tiempo para documentar los resultados. Tu cosecha es el resultado final de tu cultivo y ayuda a indicar si fue exitoso o no.

Las plantas saludables producen grandes cosechas. Una de las cosas más importantes a notar es el peso final de tu cosecha. Asegúrate de pesar después de que tus cogollos estén completamente secos para evitar contar la masa de agua. Puedes ser tan detallado como anotar cuántas ramas produjeron cogollos, el tamaño de los cogollos, etc.

Hay varios trucos que puedes implementar para aumentar los rendimientos de cannabis en interiores. Compara los resultados con una cosecha anterior para ver si tuviste éxito en aumentar el rendimiento.

 

6. Calidad de la cosecha

Además del tamaño de tu cosecha, también debes documentar la calidad de tu cosecha. Estas notas vienen antes y después de la cosecha.

La calidad y el color de los tricomas ayudan a determinar cuándo es el momento de cosechar tu planta. Nota la cantidad de tricomas que ves en los cogollos y el tiempo que tardan en pasar de un color blanco lechoso a un tono ámbar. El ámbar es una señal de que la planta está cerca del pico de crecimiento y lista para la cosecha.

Después de la cosecha, tus notas se basarán en los cogollos producidos por tu planta. Examina su consistencia, densidad, color, aroma, sabor, etc. Compara estas notas con tu próximo cultivo para ver qué técnicas dieron mejores resultados.

Si tienes acceso a un laboratorio, hacer que tu cannabis sea probado para los niveles de THC también es útil para documentar los detalles de tu planta.

 

7. Cosas que salieron mal

Siempre ocurren eventos inesperados al cultivar cannabis. Prestar suficiente atención a tu planta ayudará a minimizar los problemas. También notarás cualquier problema lo suficientemente temprano como para solucionarlo rápidamente y mantener tu planta saludable. Por mucho que nos gustaría olvidar todo lo que salió mal durante un cultivo, esta información es muy útil para futuros cultivos.

Si algo no sale según lo planeado, documenta lo siguiente:

  • ¿Qué pasó?
  • ¿Cuáles son algunas causas potenciales?
  • ¿Cómo lo solucionaste?

Con suficiente experiencia, tendrás notas para reconocer muchos desafíos comunes del cultivo en interiores y evitarlos en el futuro.

Documentar tu cultivo de cannabis es esencial para aprender del pasado y mejorar en el futuro. Hay una lección en cada cultivo, y las notas detalladas hacen que sea fácil encontrar soluciones para mejorar. Tus notas de tu cultivo anterior, más nuestras semillas de cannabis premium, son la receta para tu cosecha más exitosa hasta ahora.

Join Our Community

Elke nieuwsbrief bestaat uit de meest populaire artikelen uit onze blog, het laatste nieuws en de nieuwste strains uit onze online winkel.