mildew and cannabis amsterdam genetics

Cómo tratar el moho en el cannabis

Si eso de cultivar tu propia hierba es lo tuyo, o si simplemente te gusta la jardinería, probablemente hayas oído hablar del moho. De hecho, lo más probable es que lo hayas visto sin ni siquiera saber que lo que estabas viendo era moho. Ya es hora de hacer un curso intensivo para detener el moho en las plantas de cannabis; es un problema que ningún cultivador quiere ver en su hierba.

Consejos contra el moho en cannabis

El moho crece como una capa de polvo blanco en muchas especies de plantas. Por desgracia, el cannabis no es una excepción. Aunque parezca pintoresco, el moho es letal para tus cultivos. Por eso te damos algunos consejos para ayudarte a combatirlo en cuanto lo detectes en tus plantas de cannabis.

¿Qué es el moho?

El moho es un hongo común. En el caso de las plantas de marihuana, la infección fúngica suele aparecer primero en las hojas. Al principio, el moho tiene un aspecto de ampollas o incluso de pequeños granos en las hojas. A partir de ahí, va formando poco a poco una sustancia blanca y pulverulenta que acabará cubriendo toda la planta.

Vayamos directamente al grano: el moho es un muy mal compañero para el cannabis. Si dejas que el hongo se descontrole, destruirá toda tu cosecha en un abrir y cerrar de ojos. Eso significa que tendrás que tratar todo tu cultivo en cuanto detectes la presencia de moho en una de tus plantas.

Evidentemente el moho es sólo uno de los muchos peligros que aguardan en el camino de cualquier cultivador. Al igual que con casi todas las infecciones fúngicas, la contaminación cruzada es un gran problema en este caso y debes evitarlo si es posible. Muchos asesinos potenciales del cannabis son capaces de propagarse por el aire, y en cualquier lugar en el que caigan, arrasarán con su maldad.

Por muy difícil que parezca prevenir el moho, deshacerse de una infección es bastante más difícil. Razón de más para consultar estos consejos para tratar de eliminar el moho desde el principio.

Cómo eliminar el moho de tus plantas de marihuana

El proceso para evitar que el moho arruine tu cosecha consiste en tres pasos bastante sencillos:

  1. Aprender cómo se propaga el moho;
  2. Aprender a detectar el moho a tiempo;
  3. Resolver el problema.

A continuación, explicaremos cada paso de forma individual.

1.) Cómo se propaga el moho en tu cannabis

Tal y como dice el viejo dicho, la mejor defensa es un buen ataque. Lo mismo se aplica al moho. “Conocer a tu enemigo” es otro truco a tener en cuenta. Una vez que conozcas los puntos fuertes y débiles del moho, te resultará más fácil prepararte – y preparar a tus plantas – contra esta plaga.

moho en las plantas de cannabis
Puede ser difícil saber qué son tricomas y qué es moho…

Básicamente, el moho es más letal cuando los niveles de humedad del aire superan el 57%. El riesgo de contraer moho aumenta aún más en los cuartos (de cultivo) mal ventilados. Asegurarse de que la ventilación es la adecuada es clave para evitar que el moho se propague. Esto no implica que los cultivadores de exterior tengan que temer menos al moho que sus homólogos de interior. El hongo también puede estropear las plantas al aire libre. En tu jardín, elige un lugar con mucha circulación de aire y, lo más importante, comprueba si hay signos de infección temprana.

El moho suele atacar primero a las plantas jóvenes. Estas tienen mejor sabor para el organismo o, en todo caso, son más fáciles de digerir. Una forma de detectar el moho a tiempo, al menos en interiores, es notar cambios en el olor de tus plantas jóvenes.

Una vez que el moho empieza a adoptar su forma de polvo blanco, podemos concluir que tu planta afectada está perdida. Tu principal preocupación ahora es evitar que el moho se extienda a otras plantas. Asegúrate de que tus plantas están suficientemente espaciadas entre ellas para que ninguna hoja se toque. Por tanto, mientras preparas tu cultivo, ten en cuenta que tus plantas crecerán. Asegúrate de darles por adelantado el espacio suficiente que necesitarán a lo largo de su crecimiento.

2.) Descubrir el moho del cannabis a tiempo

Afortunadamente, detectar una infección de moho no es tan difícil de hacer. Simplemente tienes que asegurarte de vigilar de cerca tus plantas jóvenes. Las hojas verdes son un telón de fondo especialmente llamativo para detectar las anomalías blancas.

En las primeras fases de la infección, notarás que se forman pequeñas ampollas en la superficie de las hojas. En cuanto detectes esto, es el momento de actuar con decisión. Incluso si no ves moho, pero detectas otros signos de hongos, puedes estar seguro de que el moho también está.

Un último factor a tener en cuenta es el color y el estado de las hojas. Las plantas sanas tienen hojas de color verde oscuro. Si observas que las hojas se vuelven lentamente amarillas o se enroscan en las puntas, tu planta puede correr el riesgo de morir.

3.) Cómo resolver el problema del moho del cannabis

Hay tres formas eficaces de combatir el moho. Curiosamente, cada técnica es de naturaleza orgánica y no implica fungicidas industriales. Dos de ellas implican la pulverización; la tercera técnica gira en torno a la limpieza manual de las hojas infectadas.

La primera técnica de pulverización utiliza una solución de 250 ml de agua y dos cucharadas de vinagre de manzana. Se rocía esta mezcla sobre las hojas para eliminar el moho o para evitar que se infesten las hojas que no se han sido afectadas.

spray contra el moho en cannabis

La segunda técnica de pulverización consiste en una mezcla de 60% de agua y 40% de leche. Esta solución solo se utiliza en cultivos al aire libre con luz solar o en instalaciones de iluminación de alta intensidad en interiores. Una alternativa es utilizar aceite de pescado, pero es bastante más caro.

La tercera técnica consiste en coger un trozo de papel de cocina húmedo y limpiar suavemente el moho de las hojas infestadas. Si decides probar esta técnica, ten mucho cuidado de cambiar el paño de cocina antes de pasar a la siguiente planta para evitar la propagación de la infección.

Conclusión

Como hemos mencionado anteriormente, el moho es capaz de devastar toda tu cosecha si no llevas cuidado. Afortunadamente, no estás indefenso cuando tienes que enfrentarte al moho. Una buena preparación, un cuarto de cultivo adecuado y mucho espacio entre tus plantas reducirán considerablemente los riesgos de infección. Otra opción útil podría ser elegir cepas con alta resistencia a los hongos, como la Fatkid’s Cake, por ejemplo.

fatkid's cake moho
Fatkid’s Cake tiene una genética fuerte…

Además, debes estar muy atento a cualquier cambio que detectes en tus preciosas plantas. Si estás al tanto sobre qué hacer para atajar el problema, tendrás muchas posibilidades de acabar con el moho antes de que él acabe con tu cultivo.