Skip to main content

El cultivo de cannabis en exterior: Los mejores lugares

Las semillas de cannabis evolucionaron para crecer en exterior. La genética de todas las variedades de cannabis, incluso de los últimos híbridos, está esencialmente “pensada” para prosperar a plena luz del día, necesitando suelo natural, mucha lluvia y un poco de brisa para el suministro de aire fresco. El cultivo de cannabis en exterior tiene muchas ventajas y aspectos positivos, siempre que se haga en el lugar adecuado. En este blog, explicaremos dónde tiene más posibilidades de éxito el cultivo de cannabis en exterior. Empezaremos destacando las ventajas y desventajas del cultivo de cannabis en exterior.

¿Por qué cultivar cannabis en exterior?

El cultivo de cannabis en exterior ofrece a la planta de marihuana la posibilidad de expresar todas sus particularidades genéticas de la forma más natural posible. Hoy en día, casi cualquiera puede cultivar cannabis en el interior, imitando las condiciones del exterior. En el interior, la adecuada iluminación, ventilación y nutrición permiten incluso el cultivo en los meses más fríos del año. Sin embargo, al final no deja de ser un montaje artificial. El ecosistema del suelo, la propia tierra, el ritmo de los días y las estaciones son tan complejos que el cultivo de cannabis en interior y en exterior nunca serán iguales. Cualquiera que se decida a comprar semillas de cannabis para dejar que su genética fructifique plenamente al aire libre, se dará cuenta de que la naturaleza puede ser una poderosa aliada para cultivar cannabis de primera.

Todo empieza por esa gran genética.

Cultivar cannabis en exterior: Una opción natural

El actual interés en conceptos como orgánico, puro y natural parece haber llegado para quedarse. A nosotros nos parece genial, porque elegir lo natural significa evitar todo tipo de añadidos artificiales y otros agentes que pueden tener consecuencias negativas para nuestra salud. Esto no sólo se aplica a los alimentos, sino también al cannabis. En teoría, una semilla de cannabis plantada en exterior, en la tierra, no necesita fertilizantes artificiales ni otros extras (químicos). De este modo, incluso tenemos la opción de cultivar hierba en exterior, totalmente orgánica.

El sabor original del cannabis de exterior

Cultivado en exterior en las circunstancias adecuadas, el cannabis es capaz de comportarse de forma natural. Siempre que contemos con suficiente vida en el suelo y la lluvia y el sol estén a nuestra disposición, se producirá un crecimiento natural. Esto permite la plena expresión de la genética natural de una cepa. A su vez implica algo más que solamente los niveles de THC; teóricamente, todos los cannabinoides deberían permanecer presentes en sus proporciones originales. Lo mismo ocurre con los terpenos y flavonoides presentes en las colas de la planta. Estos compuestos son los responsables del aroma y el sabor de un espécimen específico de cannabis. Y lo que es más importante, producen el efecto séquito o “entourage” y contribuyen de manera sutil a los efectos de todos los demás compuestos presentes. Desde este punto de vista, parece que podemos sin duda decir que el cultivo de cannabis en exterior ofrece más espacio para la expresión espontánea y natural de las cualidades genéticas de las semillas de cannabis. A continuación, se analiza qué genética concreta utilizar para el cultivo de cannabis en exterior.

cultivar hierba en exterior

¿Dónde cultivar cannabis en exterior? Tiempo y clima

Cualquiera que intente cultivar cannabis en exterior debe tener en cuenta el clima local. Además de la genética y el suelo, el clima es un factor determinante para el éxito del cultivo de cannabis en exterior. La temperatura y las horas de luz solar son especialmente importantes. El cannabis es una planta pequeña y resistente, sobre todo en exterior o en una maceta llena de sustrato rico en nutrientes en el jardín. Sin embargo, las influencias naturales, como las temperaturas extremas, las fuertes lluvias, las tormentas y la niebla, pueden ser factores de riesgo muy reales.

Equilibrio

Como con todas las cosas de la naturaleza, el truco está en encontrar el equilibrio. Seis horas diarias de luz solar es el mínimo. A su vez, las temperaturas superiores a 30ºC son perjudiciales. El frío tampoco hace feliz al cannabis: las temperaturas inferiores a los 12°C pueden ralentizar su desarrollo. Por eso, los cultivadores que viven en climas más septentrionales y fríos no deberían plantar sus plántulas demasiado pronto. En los Países Bajos y en los países vecinos, la segunda quincena de mayo está prácticamente garantizada sin heladas. Sin embargo, la situación es completamente diferente para los que viven cerca del Mediterráneo. En el norte, los veranos son cortos. Las últimas semanas de floración, justo antes de la cosecha, entrañan graves riesgos de problemas como la podredumbre de los cogollos debido al clima frío y húmedo. En esas circunstancias, las genéticas de crecimiento rápido, como las autoflorecientes o las variedades de predominancia índica, pueden ser una gran solución.

regar plantas de cannabis en exterior

Agua

Un suministro de agua constante es igualmente vital para el cultivo de cannabis en exterior. En este caso, los lugares más cercanos al ecuador corren mayores riesgos, aunque últimamente los veranos del norte tienden a ser más secos y calurosos también. Si el suelo se seca, las raíces de la planta no pueden absorber los nutrientes, esto hace que una regadera o una manguera de jardín sean un equipo esencial para los periodos de sequía. Si el suelo se vuelve demasiado húmedo, las raíces pueden empezar a pudrirse y los hongos se convierten en una amenaza. Para evitarlo se requiere un buen drenaje, y alguna cubierta móvil o algún refugio en caso de que siga lloviendo a cántaros durante días.

Los mejores lugares para cultivar cannabis en exterior

Todos los lugares de cultivo en exterior tienen sus pros y sus contras, por eso es fundamental que los cultivadores de exterior elijan el mejor lugar con las condiciones óptimas. Otro factor que hay que tener en cuenta: las plantas en macetas se pueden cambiar de sitio si es necesario, pero una planta enraizada en suelo abierto está ahí para quedarse. Volveremos a hablar de esto más adelante.

cultivar hierba con luz solar

Nada puede competir con la luz natural.

Luz y calor

El cultivo de cannabis en exterior requiere luz; mucha, mucha luz solar, para ser exactos. Los buenos lugares para el cultivo exterior cuentan con al menos seis horas de sol directo al día. Esto hace que los jardines o balcones orientados al sur sean atractivos, pero ¡cuidado! Hay que evitar, en la medida de lo posible, los lugares donde las temperaturas puedan superar los 30 °C. Recuerda que, aunque los lugares parezcan frescos al plantar las semillas en primavera, pueden resultar abrasadores en verano. La sombra y el cobijo que proporcionan los arbustos, los árboles y las vallas pueden ayudar a mantener las temperaturas a raya y de paso proteger del viento.

temperaturas para el cultivo de cannabis en exterior

Corrientes de aire

A las plantas de cannabis les encanta una suave brisa. Una ventilación adecuada es saludable y mantiene el moho a raya. Por otro lado, mucho viento tiende a secar las plantas y la tierra más rápidamente. Las fuertes tormentas de verano pueden romper las plantas de cannabis. Eso significa que un poco de protección es útil, ya sea con una conífera, unos arbustos de bayas o una valla de jardín. Por supuesto, si el tiempo empeora, las macetas móviles ofrecen ventajas sobre las plantas enraizadas en posiciones fijas. Sin embargo, pase lo que pase, cultivar cannabis en exterior es una búsqueda constante del equilibrio entre los aspectos ambientales y climáticos que ofrece el estar al aire libre.

Cultivar cannabis en exterior: ¿Macetas o tierra, balcón o terraza?

¿En el suelo directamente o en una maceta?

Si dispones de un amplio jardín todo parece ser fácil: plantar las semillas al aire libre parece la opción lógica. Sin embargo, cultivar cannabis en exterior en macetas también tiene algunas ventajas nada menospreciables. Una maceta puede colocarse precisamente donde las circunstancias sean óptimas, e incluso si una maceta es lo suficientemente grande, aún sigue limitando el desarrollo de las raíces hasta cierto punto. Esto hace que la mayoría de las plantas de cannabis crezcan más cortas en las macetas que directamente en la tierra. Esto puede ser una gran ventaja para quien tenga poco espacio. Sí que es cierto que las plantas en maceta necesitan un amplio espacio para expandir sus sistemas radiculares, con mucha tierra y nutrientes para el crecimiento y la floración. Además, la tierra de las macetas se seca más rápido que la de un parterre lleno de tierra. Añadir algún tipo de cobertura en el suelo puede ayudar a proteger la evaporación, ya sea paja, coco o virutas de madera. Sin embargo, estos elementos tienen su propio inconveniente: pueden aumentar el nivel de acidez del suelo. Como puedes ver, de nuevo equilibrio es la palabra mágica.

Cultiva cannabis de Amsterdam Genetics en exterior

¿Balcón o azotea?

El cultivo de cannabis en exteriores en balcones o azoteas hace que las macetas sean la opción por defecto. Esto tiene algunas desventajas. Las plantas no solo crecen a la vista, sino que están totalmente expuestas a los elementos. Los balcones orientados al norte suelen carecer de luz solar, mientras que los balcones orientados al sur pueden convertirse fácilmente en auténticos hornos en los días calurosos. La deshidratación es una grave amenaza en la azotea, al igual que las ráfagas de viento. Las lonas o materiales similares pueden ofrecer cierta protección, pero si éstas cortan el suministro de luz y aire de la planta, de nuevo tenemos un problema. Los balcones con pantalla pueden convertirse rápidamente en hornos de convección. Asimismo, el ángulo del sol es un factor a tener en cuenta, pero hay incluso algo más; las paredes rebotan el calor y siguen emanando calor atrapado mucho después de que se ponga el sol. Todas estas cuestiones son importantes para cualquiera que se plantee cultivar cannabis en exterior.

Directamente en el suelo

El cultivo de cannabis en terreno abierto ofrece un suelo rico en vida, espacio, nutrientes y estabilidad. Algunas variedades, sobre todo las de predominancia sativa, tienden a crecer hasta los dos o tres metros de altura cuando están bien enraizadas en un buen suelo. Si el suelo se preparó bien a principios de la primavera, un amplio suministro de nutrientes promoverá un crecimiento prolífico. En esas condiciones, el exceso de abono supone una amenaza mayor que la falta de nutrientes. Un buen suelo al aire libre también proporciona un conjunto más equilibrado de la vida del suelo impulsada por hongos y microorganismos. Esto hace que, por lo general, el cultivo de hierbas en exterior en terreno abierto sea más robusto. La tierra sana y natural suele contener toda la diversidad que puede ofrecer un hábitat al aire libre.

cultiva marihuana en tierra o sustrato.

 

The Best Cannabis Seeds For Growing Outdoors

Tal y como ya se ha mencionado, todas las variedades de cannabis están básicamente “pensadas” para florecer en condiciones de exterior. Qué variedades son las más adecuadas para el cultivo exterior depende en gran medida de las preferencias del cultivador. Todas las semillas de cannabis que los conocedores pueden pedir en Amsterdam Geneticsestán cargadas de potentes genéticas. Sin embargo, no todas las variedades son igualmente adecuadas para cualquier lugar de cultivo – especialmente en los Países Bajos, conocidos por su mal clima. Sin embargo, en términos generales, podemos ofrecer las siguientes directrices para el éxito del cultivo de cannabis en exteriores:

Growing Indica Cannabis Outdoors

Como regla general, las índicas y las variedades híbridas de predominancia índica tienden a funcionar mejor en los tipos de clima del norte de Europa. A diferencia de las variedades con predominio de sativa, las plantas índicas evolucionaron en las altas mesetas de Asia Central, con veranos relativamente cortos y un clima invernal temprano. Estos orígenes explican el hecho de que el cannabis con mucha genética índica suela tener tiempos de floración más cortos que la mayoría de las sativas. En Amsterdam Genetics proporcionamos indicaciones sobre los tiempos de floración de todas nuestras variedades. Muchas de nuestras principales variedades de predominancia índica, como Skyrocket o Choco Cheesecake, tienen tiempos de floración de unas ocho semanas. Son buenas opciones para los veranos más cortos típicos de las zonas más septentrionales.

cultivar cannabis homegrown en exterior

Skyrocket cultivado en exterior.

Cultivar Cannabis Sativa en Exterior

Por supuesto, las variedades con predominio de sativa también pueden prosperar en exterior, pero estas variantes suelen necesitar más luz solar y más tiempo para florecer. Las sativas tienen su origen en las regiones cálidas y húmedas alrededor del ecuador, donde el verano dura casi todo el año. La mayoría de nuestras sativas, incluidas la Amnesia Haze y la Super Silver Haze, son más sensibles a las condiciones exteriores de las zonas más frías del mundo. Eso explica por qué los cultivadores de Grecia o España suelen tener más facilidad para cultivar cannabis sativa en exterior que, por ejemplo, sus homólogos británicos o belgas. Cualquiera que quiera cultivar una variedad sativa del norte en el jardín, deberá tener esto en cuenta. A menudo se pueden encontrar buenas alternativas entre las variedades autoflorecientes.

semillas super silver haze en exterior

Super Silver Haze.

Cultivar Cannabis Autofloreciente en Exterior

Las autoflorecientes están disponibles en todo el espectro de cepas índicas y sativas. Las semillas autoflorecientes llevan la genética ruderalis en su interior; una subespecie que se desarrolló más al norte que las índicas, y suelen crecer y florecer mucho más rápido que las no autoflorecientes. Una de las principales ventajas de las plantas de cannabis autoflorecientes es su independencia: deciden por sí mismas cuándo pasar de la fase vegetativa a la de floración. Las no autoflorecientes son de fotoperiodo: el ritmo de las estaciones determina cuándo empiezan a florecer. Ese momento llega con la llegada del solsticio de verano a mediados de junio, cuando el hemisferio norte deja atrás el día más largo del año.

cultivar cannabis autofloreciente en exterior

Milkhake Kush Auto tiene orígenes ruderalis.

La gran ventaja de cultivar cannabis autofloreciente en exterior es su capacidad para empezar a florecer antes de los picos de verano. Esto deja más tiempo para aprovechar al máximo esas genéticas antes de que llegue el otoño. En las variedades autoflorecientes, los tiempos de floración breves suelen ir de la mano de una genética capaz de soportar algunas adversidades. Esto hace que las favoritas autoflorecientes de exterior, como la Milkshake Kush Auto y la Choco Kush Autoflower, sean grandes candidatas para el cultivo de cannabis en exterior en casi cualquier tipo de clima.

Milkshake Kush autoflower tomando el sol.

Cultivo óptimo en exterior: Comprar las semillas de cannabis adecuadas es solo el primer paso

Encontrar el mejor lugar es vital para el éxito del cultivo de cannabis en exterior. El equilibrio es la clave: unas buenas semillas de cannabis son el primer paso crucial, pero la luz del sol, el calor, la humedad, el aire, la tierra y el cobijo tienen todos un papel que desempeñar. El cultivador que encuentra el mejor lugar con el equilibrio perfecto tiene las mejores posibilidades de un crecimiento y unas cosechas óptimas y naturales cuando cultiva cannabis en exterior.

¿Quieres saber más? El siguiente paso es saber cuándo cultivar cannabis en exterior. Léelo todo sobre los tiempos de cultivo en exterior en este blog.

Join Our Community

Elke nieuwsbrief bestaat uit de meest populaire artikelen uit onze blog, het laatste nieuws en de nieuwste strains uit onze online winkel.