Semillas de Cannabis Medicinal: Cómo Cultivar Hierba Medicinal

El cultivo de cannabis medicinal -también conocido como marihuana medicinal, o hierba con receta, si es prescrita oficialmente por un médico- tiene un enfoque ligeramente diferente a aquel del cultivo recreativo. La razón de esta diferencia es la calidad. Evidentemente los cultivadores recreativos pueden ser igual de serios con sus niveles de calidad, pero el cultivo de cannabis medicinal está sujeto a normas más estrictas. La hierba no medicinal se suele cultivar para disfrutarla. Los cultivadores habituales buscan obtener un sabor particular, efectos específicos, cosechas asombrosas o simplemente la planta de cannabis más impresionante. Los cultivadores de marihuana medicinal, por el contrario, suelen cultivar con objetivos muy específicos. Este blog explora los detalles de cómo cultivar hierba con fines medicinales.

¿Por qué cultivar cannabis medicinal?

Hay muchas razones diferentes para usar y cultivar cannabis medicinal. Los científicos siguen descubriendo nuevos beneficios médicos potenciales en todo tipo de compuestos del cannabis, incluidos el THC y el CBD. Hoy en día, países como los Países Bajos están cultivando cannabis medicinal para su venta en farmacias de forma oficial. Sin embargo, el cannabis recetado en Holanda ya no está cubierto por el seguro médico. En Estados Unidos, por el contrario, el uso medicinal de la marihuana se está legalizando en cada vez más estados.

cultivar cannabis medicinal

Las regulaciones en otros países varían, pero conseguir que te reembolsen la marihuana recetada puede ser complicado. Esto hace que el cultivo de cannabis medicinal en casa sea económicamente atractivo para muchos pacientes de todo el mundo. Otras razones para cultivar en casa con fines medicinales son la insatisfacción con la marihuana recetada o la búsqueda de efectos específicos. Todos estos factores pueden hacer que el cultivo de cannabis medicinal en casa sea una opción interesante.

Los múltiples usos médicos de la hierba

El cannabis se ha utilizado como medicina desde tiempos inmemoriales. Se dice que el legendario “Emperador Rojo” chino Shen Nung introdujo el cannabis (“ma” en chino) hace más de 4.000 años. Por aquel entonces, la hierba se utilizaba para una amplia gama de afecciones, como la gota, la malaria, el reumatismo y el estreñimiento. Hoy en día, los usos médicos del cannabis han sido cartografiados más ampliamente por la ciencia moderna, aunque queda mucho por explorar. Existen muchas aplicaciones diferentes, pero los usos medicinales más comunes de la hierba incluyen como mínimo los siguientes:

Dolor (crónico)

El cannabis contiene muchos cannabinoides como el THC, el CBD y el CBG que pueden ayudar a aliviar el dolor y detener la inflamación. Los terpenos y los flavonoides se suman a esta capacidad analgésica mediante el efecto de séquito.

Estrés

El THC, el CBD y los terpenos pueden ayudar a calmar la mente y tranquilizar el cuerpo, lo que convierte a la hierba en una gran opción natural para reducir el estrés y la ansiedad.

Fatiga

Mientras que algunas cepas de hierba pueden hacer que te sientas somnoliento y causar una buena noche de sueño, otras cepas son estimulantes, proporcionando nueva energía para contrarrestar la fatiga (crónica).

Depresión

Aunque el consumo excesivo de cannabis se ha relacionado con una mayor probabilidad de depresión, mucha gente utiliza la planta para mejorar su estado de ánimo. Las cepas sativas son una opción especialmente popular en este caso, aunque las semillas de cannabis CBD también pueden ayudar a combatir la depresión.

Dolores de cabeza y migraña

Varios cannabinoides y otros compuestos del cannabis pueden ayudar a contrarrestar los dolores de cabeza y las migrañas. Varias variedades de hierba pueden ayudarte a controlar los síntomas de la migraña de diferentes maneras.

cultivo de cannabis medicinal

Si quieres comprar semillas de cannabis para síntomas o condiciones específicas, consulta los blogs dedicados a ello haciendo clic en los enlaces anteriores para obtener más información y nuestras mejores cepas para el dolor, la depresión, el estrés y mucho más.

El cultivo de cannabis medicinal: ¿Qué cepa elegir?

Como se ha mencionado ya, el cultivo de cannabis medicinal implica un poco de deliberación. Las intenciones de las personas que consumen hierba medicinal suelen ser muy diferentes a las de los consumidores de cannabis recreativo.

Si, por ejemplo, quieres cultivar hierba para tratar el dolor, tu planta necesitará un perfil de cannabinoides acorde. Tanto si cultivas para uso personal como para otros, quieres que sea lo más eficaz posible contra ese dolor. Algunas cepas de cannabis son más adecuadas que otras para esto. Por ejemplo, podrías terminar con una variedad de alto CBD. Nuestras semillas de cannabis CBD están desarrolladas especialmente para este tipo de cultivos. Sin embargo, encontrar el cannabis medicinal adecuado implica más decisiones a tener en cuenta que sólo el contenido de CBD o THC.

cultivo de cannabis medicinal

Todas nuestras semillas vienen con un perfil de cepa, que incluye indicaciones sobre las propiedades medicinales de esa cepa en particular. Elige siempre un especialista recomendado y con experiencia como Amsterdam Genetics para obtener las mejores semillas. Al fin y al cabo, el cultivo de cannabis medicinal comienza con la búsqueda de las mejores semillas disponibles.

¿Sativa o índica como hierba medicinal?

La elección entre las variedades índicas y sativas depende en gran medida del efecto que se quiera conseguir. Ambos tipos de cannabis están disponibles en semillas feminizadas. Con ellas obtendrás el mejor rendimiento de la inversión realizada: sólo las plantas de cannabis femeninas producirán hierba medicinal. Otro consejo para los cultivadores novatos es elegir semillas de cannabis autoflorecientes. Suelen ser más fáciles de cultivar y permiten obtener más cosechas anuales, especialmente en interiores. Por lo demás, todo depende de los síntomas específicos que quieras contrarrestar.

cultivar cannabis medicinal

La marihuana medicinal y los terpenos

El cannabis contiene muchos cannabinoides como el THC y el CBD. Además, lleva unos compuestos llamados terpenos. Estas sustancias químicas de las plantas dan a las cepas su sabor y aroma característicos, pero no solo eso. Por ejemplo, protegen a las plantas de las plagas y, además, los más de 100 terpenos conocidos tienen un efecto sobre el cuerpo o la mente. Se utilizan, por ejemplo, en la aromaterapia. A través del efecto de séquito, también pueden interactuar con los cannabinoides y los flavonoides para producir efectos adicionales, incluidos los medicinales. Los terpenos son, sin duda, un punto a tener en cuenta a la hora de elegir tu variedad de marihuana medicinal.

Hemos dedicado blogs a destacar algunos de los terpenos más comunes del cannabis, junto con sus potenciales beneficios medicinales. Consulta nuestra información sobre los siguientes terpenos importantes aquí:

terpenos hierba medicinal
Los terpenos también tienen propiedades medicinales.

Tres aspectos importantes del cultivo de cannabis medicinal

Los consumidores de hierba medicinal no están necesariamente interesados en sentirse colocados o de subidón. En cambio, tratan de conseguir ciertos efectos físicos o mentales. Por ello, los siguientes aspectos son muy importantes a la hora de decidir qué variedad de hierba medicinal cultivar.

Higiene

La hierba tiene que estar limpia y sana (libre de pesticidas, aditivos, hongos y plagas). Este nivel de pureza es más fácil de conseguir en los cultivos en interior, donde tendrás un mayor control sobre los factores ambientales, la calidad del aire y del agua, y la nutrición. Por otro lado, las instalaciones en exterior tienen un mayor potencial para el cannabis orgánico, lo que puede ser una ventaja para la marihuana medicinal en sí misma.

hierba medicinal

Consistencia

La cosecha debe ser consistente en términos de calidad y rendimiento. No querrás quedarte sin la medicina del cannabis cuando empieces a notar su eficacia. En teoría, se podría cultivar y cosechar al aire libre durante todo el año con el clima adecuado. Sin embargo, a la mayoría de los cultivadores les resulta más fácil conseguirlo utilizando un armario de cultivo o un cuarto de cultivo interior.

Fiabilidad

Los efectos sanitarios de cada cosecha deben ser estables y fiables. Aquí es donde entra en juego el pedido de semillas de hierba de alta calidad. Los proveedores de semillas de confianza son tu mejor garantía de calidad consistente, así que compra solo a vendedores reconocidos que te proporcionen suficiente información sobre las semillas que venden. El argumento anterior sobre la consistencia y el cultivo de interior se puede aplicar a los efectos fiables de igual modo.

Cultivar marihuana medicinal: ¿Clones o semillas?

Algunos dicen que cultivar cannabis medicinal utilizando clones es más fácil que pedir semillas de cannabis online. Supuestamente, las plantas clonadas deberían dar resultados más consistentes, porque su composición genética es siempre la misma. Sin embargo, el crecimiento y desarrollo de un clon también es un proceso natural. Todo tipo de influencias externas afectan a tu cosecha. Además, cultivar a partir de semillas suele ser más fácil, especialmente para los cultivadores menos experimentados, y encontrar buenos clones es más difícil que encontrar grandes semillas. Teniendo en cuenta todo esto, sugerimos elegir semillas de cannabis de alta calidad de una variedad adecuada y de un especialista en semillas serio y con experiencia.

Cepas sativa medicinal

¿Interior o exterior?

Al igual que con cualquier cultivo, tendrás que decidir si vas a cultivar tu hierba medicinal en interior o exterior. Ambas opciones tienen sus propias ventajas y desventajas.

La gran ventaja del cultivo en interior es el grado de control que se tiene sobre circunstancias como la iluminación, la temperatura y la circulación del aire. Otra gran ventaja es la posibilidad de cultivar en todas las estaciones, sin importar el clima. Esto puede ser muy conveniente si el cultivo de cannabis medicinal te hace depender de los rendimientos de tu propia cosecha.

Por otro lado, hay indicios de que las plantas de cannabis cultivadas al aire libre son más equilibradas en cuanto a sus perfiles de cannabinoides y terpenos. Esto podría deberse a que las plantas cultivadas al aire libre producen compuestos orgánicos más variados. Lo hacen porque tienen que hacer frente a condiciones variables que afectan al proceso de crecimiento. Además, el cultivo al aire libre permite cultivar cannabis medicinal de la forma más natural posible. Sin embargo, la principal limitación es el clima. Como se ha mencionado, los consumidores de cannabis medicinal suelen confiar en la disponibilidad de su planta medicinal durante todo el año. Eso es bastante difícil de realizar cuando se cultiva en, por ejemplo, Noruega o Alaska.

cultivar cannabis medicinal en exterior
No es el entorno de cultivo ideal…

Cultivo de cannabis medicinal orgánico

Como es lógico, los plaguicidas son un gran obstáculo para el cultivo de hierbas con fines medicinales. Sin embargo, cultivar de forma orgánica va mucho más allá de no abusar de los pesticidas. Por ejemplo, el sustrato en el que se cultivan las plantas es un factor importante a tener en cuenta.

La tierra orgánica está literalmente viva con abono y microorganismos naturales. Toda esa actividad orgánica proporciona una riqueza de nutrición diversa y completa para tus plantas de cannabis. Esto promueve un crecimiento prolífico sin necesidad de añadir productos químicos. Cuando se acerque el momento de la cosecha, no encontrarás rastro de fertilizantes artificiales ni de nutrientes químicos para plantas en tus cultivos. El lavado de tus plantas antes de la cosecha ayuda a limpiar los productos químicos, pero el cultivo orgánico es mucho más seguro en este sentido. Es más sano, pero los entendidos también dicen que mejora el sabor y el desarrollo de los principios activos que se buscan.

cultivar semillas de cannabis medicinal de amsterdam genetics

Plagas y moho

Aparte de las toxinas, las plagas y los hongos son las principales amenazas para quien cultiva cannabis medicinal. Esto se aplica a los cultivos en exterior, pero tampoco puedes descartar estos factores cuando cultivas en interior. Sin embargo, tanto si cultivas en interior como en exterior, si alguien con una salud débil consume cannabis medicinal por inhalación, lo último que quieres es que los cogollos estén contaminados y sean portadores de gérmenes y hongos, ¡con todos los riesgos potenciales para la salud que eso conlleva!

Los cultivadores en interior deben tener mucho cuidado de mantener sus cuartos de cultivo lo más limpios posible, con buena circulación de aire y mínimas influencias externas. Los cultivadores en exterior deben tener un cuidado especial para evitar la aparición de hongos como la podredumbre de los cogollos o el moho, aunque éstos también pueden arruinar los cultivos en interior. Ambos entornos plantean sus propios retos. Intenta evitar el uso de pesticidas y fungicidas si es posible, o sólo estarás sustituyendo un peligro por otro. De hecho, el cultivo orgánico en exterior puede suponer una ventaja. Los pulgones pueden combatirse de forma orgánica, por ejemplo, utilizando estiércol líquido de ortiga o las mariquitas. Así te vuelves a ahorrar una aplicación de pesticidas que no le viene bien a tu hierba.

La protección de la hierba contra los hongos después de la cosecha consiste en dejarla secar completamente antes de dejarla curar en frascos o bolsas herméticas. Los hongos suelen aparecer cuando la hierba se almacena en condiciones de vacío demasiado pronto, es decir, cuando aún está demasiado húmeda. Deje que el proceso de secado y curado se produzca de forma orgánica, y deje que pase algún tiempo. Para ello, cuelga los cogollos para que se sequen en un espacio oscuro, seco y bien ventilado. No los pongas en frascos para curarlos antes de que estén completamente secos. Para obtener unos efectos óptimos, deja que entre algo de aire durante unos minutos cada día.

semillas de cannabis medicinal Amsterdam genetics

Cómo pedir semillas de cannabis medicinal

El cultivo de cannabis medicinal en casa requiere un poco de cuidado y planificación. Sin embargo, no es imposible; cualquier cultivador puede hacerlo. Gran parte se reduce a la compra de semillas de alta calidad, un buen equilibrio entre el cultivo natural y el higiénico, y algo de cuidado y atención extra para las plantas. Si se cumplen estas condiciones, cualquiera puede empezar a cultivar para realizar su propio suministro de hierba medicinal, o una fuente estable de hierbas medicinales para amigos y seres queridos vulnerables.

Consulta todas nuestras cepas de cannabis aquí

 

 

 

 

Disclaimer: Local laws and legislation on cannabis cultivation and germination of seeds vary between countries and states. Amsterdam Genetics products and information are exclusively intended for use in areas where such use is fully legal. Check your local rules; do not act in conflict with the law!

blue monkey cbd

Blue Monkey CBD

From: 20.00

Limpiar